Entre la Existencia y la Desaparición

Es el peso del mundo que quiebra mi espalda
y el alivio que me envuelve debajo las olas del mar
abrazándome
y dejándome liviana.  

Son los últimos consejos de mi padre y
la última carcajada de mi madre.
Es la última canción de mi perrito
la última pelea con mi hermana
el ultimo baile con mi amiga
el último beso de mi amante.

Es el querer estirar los minutos del día
por qué el tiempo perdió su consistencia
corriendo como un rio apurado para llegar
al mar.

Es el viaje entre las líneas de tiempos alternativas
que quisiera tocar y
la curiosidad que pregunta,
“Como será mi vida si hubiese andado
por un camino más angosto?”

Es el vacío en la carrera hacia el dinero
que separo a mi familia entre dos continentes.
El peso del amor que nunca pudo superar
el peso de la necesidad. Son las metas
que terminaron en un aislamiento
de sangre y corazón
y los intentos inútiles de compensación
a través de un mundo virtual.

Dia a dia vamos caminando hacia al final
Y que cómicos que somos cuando decidimos de olvidarnos
de la realidad de nuestra existencia
por miedo o egoísmo
pensando que tenemos algún valor en la historia inmensa del universo.
Que cómica la noción de perseguir papeles y nunca estar
satisfechos. Que cómica la sociedad que nos vende porquerías
disfrazadas como necesidad. Que glotones que somos
comiéndolas todas.

Cuando me vaya les pido:
por favor,
entiérrenme con semillas de rosas
para poder crecer y vivir y
vivir y crecer y
crecer y morir
de nuevo.


-Franz